Las restricciones del Coronavirus han sumido a la industria cultural en una profunda crisis, ya que los usuarios no pueden disfrutar de las actuaciones en vivo de sus artistas favoritos.

Lejos de rendirse, el sector ha tenido que reinventarse a sí mismo, renovando sus propuestas habituales para ajustarse más eficazmente a las exigencias de un público cada vez más avanzado tecnológicamente.

La realidad es que nos estamos moviendo hacia un modelo híbrido de directo y streaming. Esto ya sucedió con el fútbol. Por razones económicas o geográficas, no todo el mundo puede ver un partido en el estadio, pero lo hacen en la tranquilidad de su hogar. Por ello, la industria cultural ha tenido que reconvertir su modelo de negocio tradicional, poniendo sus fuerzas en un nuevo formato de consumo y distribución de la cultura, principalmente a través de Internet y de los teléfonos móviles como nuevos canales que harán rentable este nuevo tipo de modelo de consumo cultural.

Un ejemplo de éxito muy interesante es el caso de Scenikus, una plataforma de streamings que te permite asistir en directo a espectáculos y conciertos de todo el mundo, accediendo a toda la cultura desde un mismo lugar. La primera plataforma que ofrece en España entradas y acceso «online» para un número ilimitado de espectadores a shows en directo. Tienen un acuerdo con Amazon Web Services para el uso de su sistema «live streaming» que permite este acceso sin restricciones.

Los artistas necesitan una solución para monetizar su talento en un momento complicado por el parón de la actividad. Pueden colgar sus contenidos en Youtube o Instagram, pero incluso con millones de visitas no consiguen ninguna rentabilidad. Otras plataformas tienen limitación de tiempo o usuarios. Scenikus es una solución muy buena, porque monetizan cada entrada vendida, y con garantías, tanto para ellos como para el público.

Otro ejemplo que destacaremos es el caso de VRTIFYla primera plataforma musical de realidad aumentada y virtual que nos ofrece la posibilidad de interactuar con los contenidos de miles de artistas gracias a las realidades mixtas. Sin duda el futuro del streaming de artistas pasa por la integración de las nuevas tecnologías y VRTIFY ellos lo están consiguiendo. Además su plataforma te permite a su vez monetizar los contenidos, ya que estos se venden a través de la APP que ellos mismos te generan y donde todo este contenido se almacena para que los fans tengan un rápido acceso.

En Framemov apreciamos poder salir de noche a escuchar los directos de nuestros dj favoritos. Como artistas visuales que somos, adoramos cuando hay un set de VJ como dios manda, y si es en un gran escenario, entonces ya quedamos atónitos. Así que cuando el COVID-19 llegó a España, tuvimos que dar con la manera de poder disfrutar las mejores sesiones de DJ&VJ. Decidimos crear un espacio digital, donde todos los creativos entusiastas son bienvenidos y desde donde poder compartir nuestras sesiones en directo. Compartir es vivir, así es como nació Frameroom.

Frameroom , quiere ser un punto de encuentro para los artistas, los trabajadores del sector y la gente que se inicia en este mundo. Queremos crear una comunidad que comparta el conocimiento, el arte y, sobre todo, que nos ayude a dar un paso más en la evolución del ser humano hacia la virtualidad. Ya sea a través de nuestros talleres, o con escenarios virtuales para sesiones de dj/vj que te harán considerar si lo que ves es real o no.

Framemov ofrece la posibilidad de contratar el diseño y realización de streamings virtuales para cualquier propósito en nuestros platós con pantalla LED o PANTALLA VERDE y aplicarle realidades mixtas a tus streamings. Estos streamings pueden ser aplicados para eventos corporativos, música, educación o muchos otros.

La revolución virtual ha llegado y nosotros somos parte de ella. Gracias a visiones como Scenikus, VRITFY & our solutions in Framemov the virtual revolution in the creative world is assured, whether or not there is a Global Pandemic.

por Joan Jarque Soler - Productor Creativo en Framemov